¿Por qué beber agua del grifo de Zaragoza?

¿Por qué beber agua del grifo de Zaragoza?

abril 27, 2018 Desactivado Por ZGZMejorDelGrifo

La calidad del agua del grifo de Zaragoza nada tiene que envidiar al agua embotellada. De esta premisa nace la campaña ‘En Zaragoza, mejor del grifo’ del Ayuntamiento de Zaragoza, en colaboración con entidades sociales como Ingeniería Sin Fronteras y las federaciones hosteleras Horeca y Cafés y Bares. 

El agua del grifo de la capital aragonesa cuenta con estándares químicos y organolépticos de primer orden. Por ello, uno de los objetivos del Instituto Municipal de Salud Pública del Ayuntamiento de Zaragoza (IMSP) es el control de la calidad del agua de Zaragoza, tras su paso por la Potabilizadora de Casablanca a la red de abastecimiento. 

Análisis y calidad del agua del agua

En este sentido, este 2018 se están llevando a cabo analíticas del agua de la capital aragonesa. El objetivo es determinar la calidad del agua del grifo en hogares, colegios y fuentes. Junto a Ecociudad, se analizan diariamente las aguas depuradas y vertidas al Ebro, triplicando así los controles hasta el momento. 

agua grifo en casa

En 2017, técnicos municipales realizaron diversos estudios. De los cuales se concluye que el 100% de casos en los que el agua resultó no apta, fue por motivos relacionados con las instalaciones de los edificios y no por la calidad del abastecimiento. De un total de 381 muestras tomadas, tan sólo 6, un 1’57%, resultaron no aptas (malos valores de sabor, olor…), por motivos de la instalación, y no por la calidad del agua de abastecimiento.

Ventajas del agua del grifo de Zaragoza

Desde 2009, Zaragoza bebe una proporción más importante de agua del Pirineo. Este hecho, hace que el sabor y olor de nuestra agua de grifo se pueda equiparar a las mejor consideradas del país.

Igualmente, la ciudadanía debe conocer la problemática que conlleva beber agua mineral embotellada. Esto se debe a su coste energético, un uso excesivo de plásticos y la huella hídrica que acarrea su producción. Cada segundo se producen en el mundo 20.000 botellas de plástico, de las que sólo el 20% se recicla. Además, el agua del grifo está sujeta a un mayor control analítico que el agua embotellada.

Por otro lado, según la OMS, el calcio y el magnesio presentes en el agua de grifo disminuyen el riesgo de osteoporosis y de problemas cardiovasculares. Finalmente, el factor económico también cuenta, puesto que el agua embotellada es unas 1000 veces más cara que el agua de grifo y el 90% de su coste se debe al envase.