Un derecho básico a un precio justo

El coste medio de 1.000 litros de agua de grifo está entre 0,5 y 1 euro, que es aproximadamente lo mismo que cuesta 1 litro de agua envasada en un supermercado.

En el año 2010, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoció el acceso al agua potable y al saneamiento como un derecho humano y fundamentó este derecho en varios elementos clave: (1) El coste del agua no debería superar el 3% de los ingresos de la unidad familiar; (2) La fuente de agua debe estar a menos de 1.000 metros de distancia del hogar; (3) Se precisan entre 50 y 100 litros por persona al día para satisfacer las necesidades humanas más básicas.

En España, todos estos elementos clave son de sobra satisfechos. A pesar de ser uno de los países con mayor escasez en recursos hídricos de Europa, la incidencia de la factura del agua en el presupuesto familiar es, de media, del 0,9%, muy por debajo del 3% marcado por la ONU como cifra límite de asequibilidad del Derecho Humano al Agua. El precio medio en España es de 1,66 €/m3 frente a los 3,50 €/m3 de París o los 5,50 €/m3 de Copenhague.

Entrando en más detalles sobre el precio del agua en Zaragoza, el coste medio de 1.000 litros de agua de grifo está entre 0,5 y 1 euro, dependiendo del volumen de consumo, que es aproximadamente lo mismo que cuesta 1 litro de agua envasada en un supermercado. Además, se debe resaltar que el 90% del costo del agua embotellada se debe al envase y su proceso, y no a la calidad del agua.

En resumen, el agua debe ser considerada como un derecho básico al que todo el mundo pueda acceder y a un precio justo.

 

 

Volver